Skip to content

Ácido fólico

¿Qué es?

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble (puede disolverse en el agua) pertenece al grupo de las vitaminas B (B9) y que está presente en plantas, el hígado, las legumbres, las verduras de hoja y los cereales de grano.

Esta vitamina ayuda al organismo en el mantenimiento y en la creación de células nuevas. Esta función es imprescindible en los periodos de división y crecimiento celular rápido, especialmente en la infancia y durante el embarazo. Las mujeres en edad fértil si disponen de la suficiente cantidad de ácido fólico antes y durante el embarazo, pueden prevenir posibles defectos congénitos medulares y cerebrales del bebé, como la espina bífida.

Esta vitamina desempeña un papel fundamental para la producción de los glóbulos rojos, previniendo enfermedades como la anemia.

Su deficiencia puede provocar

  • Retraso en el crecimiento.
  • Diarrea.
  • Úlceras bucales.
  • Encanecimiento del cabello.
  • Úlcera péptida.
  • Glositis (inflamación de la lengua).
  • Dolor de cabeza.
  • Taquicardia.
  • Trastornos de la conducta.
  • Debilidad.
  • Irritabilidad.

Las mejores fuentes de ácido fólico

  • Hígado y otras vísceras.
  • Vegetales verdes, cítricos
  • Nueces, legumbres y frutos secos
  • Leche y huevos
  • Pescado azul

El consumo recomendado es de 400 mcg para hombre y mujeres, para mujeres embarazadas es 600 mcg p y 500 mcg para las mujeres lactantes.

Riesgos

El riesgo de que haya un exceso de ácido fólico que sea tóxico es bastante bajo. Aunque en muchas ocasiones se usa el suplemento de ácido fólico para prevenir la deficiencia de la vitamina B12, no existen indicios de que cause graves problemas para la salud puesto que el exceso de esta vitamina se elimina a través de la orina.

Sin embargo, los especialistas señalan que el exceso puede tener repercusiones en las personas que estén en tratamiento con fármacos contra la malaria.

Embarazo

Esta vitamina tiene un papel fundamental en las mujeres embarazas. Los expertos consideran que ingerir ácido fólico antes y después de la concepción ayuda a prevenir y proteger al bebé frente a malformaciones congénitas, como las relacionadas con el tubo neural (precursor del sistema nervioso central).

Desde que se descubrió esta relación muchas organizaciones sanitarias y gobiernos han aumentado las recomendaciones sobre los beneficios de que las mujeres que quieran quedarse embarazas tomen ácido fólico. En algunos países incluso se suplementa con la harina. No obstante, estas medidas también han causado controversia porque pueden interactuar con la vitamina B12 y causar anemia.

Relación con las patologías cardiacas

Durante años se relacionaba el consumo de ácido fólico, vitamina B6 y vitamina B12 con la disminución de los niveles en sangre de homocisteína, un aminoácido que es considerado como uno de los factores independientes de riesgo de desarrollar patologías cardiovasculares e infarto de miocardio.

Sin embargo, en 2006 diversos estudios echaron por tierra esta teoría y demostraron que aumentar la toma de suplementos de ácido fólico en la plan nutricional con la finalidad de reducir los niveles de homocisteína no tiene beneficios. De hecho, se comprobó que el ácido fólico junto con la vitamina B12 podría incluso incrementar el riesgo cardiovascular.

Relación con otras patologías

Hay otras enfermedades en las que se considera que el ácido fólico podría ayudar a prevenirlas. En el cáncer la asociación con el ácido fólico es compleja. Algunas investigaciones han sugerido que su ingesta podría ayudar a prevenir el cáncer dada la relación del folato en la síntesis, reparación y funcionamiento del ADN y del ARN. Sin embargo, no existen estudios concluyentes que avalen esta asociación.

Otros estudios apuntan a que el ácido fólico combinado con medicamentos antidepresivos podría tener beneficios en la depresión. Por último, también lo vinculan con un aumento de la agilidad mental, la fluidez verbal y la memoria a corto plazo en personas mayores de 50 años.

Comparte este post

Otros artículos

Alimentos probióticos

¿Qué son? Los alimentos probióticos son aquellos que contiene bacterias vivas que contribuyen al equilibrio de la flora intestinal y…

Ácido úrico

¿Qué es? El ácido úrico es un compuesto orgánico formado por carbono, nitrógeno, oxígeno e hidrógeno que se forma cuando…