Skip to content

Ácido úrico

¿Qué es?

El ácido úrico es un compuesto orgánico formado por carbono, nitrógeno, oxígeno e hidrógeno que se forma cuando el metabolismo desintegra las purinas, unas sustancias que se encuentran en algunos alimentos y bebidas, como el hígado, las anchoas, las judías, la caballa o la cerveza, entre otros.

Si el cuerpo produce demasiado ácido úrico o no elimina lo suficiente puede provocar que se desarrolle hiperuricemia, gota.

Los síntomas de la gota pueden aparecer y desaparecer, pero hay formas de controlar los síntomas y prevenir los brotes.

  • Dolor articular intenso. La gota suele afectar el dedo gordo del pie, pero puede producirse en cualquier articulación, como los tobillos, las rodillas, los codos, las muñecas y los dedos.
  • Molestia persistente. Después de que el dolor más intenso desaparece, es posible que un poco de molestia articular quede, la cual puede durar algunos días o semanas.
  • Inflamación y enrojecimiento. Las articulaciones afectadas se hinchan, se vuelven sensibles, se calientan y enrojecen.
  • Amplitud de movimiento limitada. A medida que avanza la gota, es posible que no puedas mover las articulaciones con normalidad.

Factores que aumentan el nivel de ácido úrico

  • Alimentación. Una alimentación compuesta principalmente de carne roja y mariscos; y bebidas azucaradas o alcohólicas elevan los niveles de ácido úrico.
  • Peso. Si tienes sobrepeso, el organismo produce más ácido úrico, por lo que los riñones tienen mayor dificultad para eliminarlo.
  • Afecciones médicas.  la presión arterial alta sin tratar y las afecciones crónicas, como la diabetes, obesidad, síndrome metabólico, y las enfermedades renales y cardíacas pueden aumentar el riesgo de padecer gota.
  • Ciertos medicamentos. La aspirina en dosis bajas y algunos medicamentos utilizados para controlar la hipertensión, también pueden aumentan los niveles de ácido úrico.
  • Antecedentes familiares de gota. Si otros miembros de tu familia tuvieron gota, es más probable que padezcas la enfermedad.
  • Edad y sexo. La gota se produce con mayor frecuencia en los hombres principalmente porque las mujeres suelen tener niveles más bajos de ácido úrico. Sin embargo, después de la menopausia, los niveles de ácido úrico de las mujeres se asemejan a los de los hombres.
  • Cirugías o traumatismos recientes. A veces, haber tenido una cirugía o un traumatismo recientes puede desencadenar un ataque de gota.

¿Qué alimentos debemos evitar?

  • Marisco: es una de las fuentes más conocidas de purinas. Excluirlo de la plan nutricional o, al menos, reducirlo a su mínima expresión, es fundamental para mantener a raya el ácido úrico. Los más perjudiciales son: los camarones, la langosta, los langostinos, las gambas, el cangrejo, los mejillones, las almejas, las ostras y las vieiras.
  • Carnes rojas: La carne y, en especial, las vísceras, es uno de los alimentos cuyo consumo está asociado a las purinas y al exceso de de ácido úrico. Evita la ingesta de hígado, riñones o corazón. No importa si son de pollo, ternera o cerdo, todas las vísceras poseen una cantidad notable de purinas.
  • Pescado azul: Otra de las fuentes de purinas más importantes la encontramos en los pescados azules o grasos. Algunos de los que más purinas contienen son la sardina, el atún o el salmón. Si eliminas estos alimentos de tu plan nutricional, procura compensar su ausencia con otros ricos en grasas saludables, como el aguacate, las nueces o el aceite de oliva virgen extra.
  • Embutidos: las salchichas, el chorizo, las butifarras o el salchichón son algunos ejemplos de los alimentos que debes evitar si tienes el ácido úrico elevado y, en cualquier caso, siempre es bueno moderar su consumo dado su alto contenido en grasas saturadas y escaso valor nutricional. Es mejor inclinarse por opciones mucho más saludables como el jamón de pavo o de pollo.
  • Legumbres: en el mundo vegetal también tienen su sitio las purinas. Así, tanto las lentejas, como las judías o los garbanzos poseen un alto contenido de esta sustancia. La concentración de purinas en las legumbres (10-100 mg/100 g) está muy por debajo de la de otros alimentos, como las conservas de pescado (350-450 mg), vísceras (300-360 mg) y carnes rojas (150-200 mg).
  • Verduras: entre los vegetales, es conveniente restringir la ingesta de ciertas hortalizas y verduras como por ejemplo, los espárragos, los champiñones y las setas, las espinacas, las acelgas y la coliflor, las cuales deben ser consumidos con moderación. Para bajar el ácido úrico resulta muy eficaz comer alcachofas o beber el caldo de cocción a modo de infusión.
  • Bebidas alcohólicas: Por lo que se refiere a las bebidas alcohólicas, en general, no conviene el consumo de aquellas con más graduación como la ginebra, el whisky, el brandy o el vodka, entre otras. En cuanto al vino, diversas investigaciones han evidenciado que existen diferentes efectos en el organismo en función del vino que se beba. Aunque sí hay un amplio consenso en que el mejor vino que se puede tomar cuando se tiene ácido úrico es el vino tinto porque contiene un menor nivel de purinas, si bien depende de su elaboración.

Comparte este post

Otros artículos

Aceite de coco

¿Qué es el aceite de coco? El aceite de coco es un aceite vegetal, que contiene cerca del 90 % de ácidos…

Frutas y verduras ¿cómo consumirlas?

En una buena alimentación no puede faltar el consumo de frutas y verduras. Estos alimentos forman parte de todas las…